sábado, 14 de febrero de 2015

La cómoda que soñaba con pitufos eléctricos

Os presentamos uno de nuestros últimos encargos. Se trata de una cómoda francesa de color rojo en madera de haya y herrajes y detalle de esquineras en bronce, cuya ubicación dentro de la casa era la entrada. 


La clienta nos pidió algo más vivo, que no condicionara tanto el resto de la decoración del recibidor, y nos pusimos manos a la obra. Dado el magnífico estado de conservación del mueble, optamos por una intervención que -a pesar de ser superficial- le ha dado un aspecto completamente diferente.


El color azul eléctrico y los herrajes y detalles en pan de oro han modificado de forma radical el recibidor de la casa. Decidimos, eso sí, respetar la madera natural de la tapa, que fue sometida a un proceso de pulimentado. 
Ahora el conjunto desprende ligereza y alegría, abriendo un gran abanico de posibilidades para la decoración de la estancia.
Con un simple cambio de color y unos armoniosos contrastes le hemos dado a esta cómoda unos cuantos años más de vida.
¿Os gusta?

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar